Las tres Heridas

jueves, 31 de diciembre de 2009

TE PIDO


Me espera una barca reflotada,
de remo que el esfuerzo multiplica,
la negrura que dista en la hondanada
lo lastimado que a mi alma salpica,


tan sólo me queda la coartada
del que a la desesperación replica,
y a toda mi esperanza conformada
cuando a tu dulce sortilegio ubica,


de llanto extremo que de nada llora,
dejaste con sed la acequia sonora,
un amor que descomunal reclama,


al invierno que al rebosar derrama,
mi única realidad la que te implora,
que no se extinga en mí tu breve llama
y te acuerdes de mis noches, señora.

domingo, 27 de diciembre de 2009

ANCESTRO


Todo en mí es campo,
mis madrugadas son campo,
mi cansancio esta hecho de campo,
mi puerta da al campo,
mi dolor es el dolor del campo,
mi infancia destetada de campo,
mis amores huelen a campo,
mis heridas sangran campo,
mi pan es sudor de campo,
yo nací en el campo,
me crié y crecí en el campo,
yo sé que moriré en el campo,
enterradme de campo,
lloradme entre campos,
yo soy el campo.

martes, 22 de diciembre de 2009

PAN DOLIDO



Pisa con cuidado mientras se esconde
la sangre que derramada perfora,
escuchad la helada que sorprende
en los campos tétricos de ahora.


Pues la fuente riéndose está maldita
chorreando la miel que tu pones,
la locura más salobre que quita
en el pan remiso de los terrones.


Por un mar de rocío que briega
dormita la labranza salvadora,
donde la rabia de tu mano siega
es el pudor de la espiga surtidora.


Cuando el latigazo desalmado ría
en la carne cansada de alimento,
levantarás tal vez la espada fría
que se vanagloria de su aposento.


El amo que guarda celoso tu piel
no se cansa de multiplicar el grano,
se asegura y aprieta bien el cordel
para que siga encallada tu mano.


El sudor te despierta la herida
olvidada en el descanso amenazado,
aquella ruin moneda perseguida
de descendencia por vientre arrendado.


Tranquilo anda el hierro lamiéndose
dispuesto a la catástrofe anunciada,
terminará uno y otro comiéndose
para acallar la barriga enfadada.


Mientras acostumbra a tu dentadura
con delicadeza a la vianda odiada,
ante la ostentación ve sin premura
cuídate de engordar tras la alambrada.

jueves, 17 de diciembre de 2009

TENTACIONES (Elegía)


... Y te vas tan pronto,
sin previo aviso,
dejas tu mundo cerrado
a cal y a canto,
no dejas huella alguna
todo lo borraste,
¡qué torbellino cegó tu razón!,
¡qué angustia abatió tu alma!,
¡qué segundo fatal, cruel
rondó tu cabeza,
... y te vas en ayunas,
con tus diecisiete sueños,
con tus diecisiete espasmos,
con tu misterio
de diecisiete esquinas,
... y te vas del incoloro,
del impotente,
del injusto e imprevisible
solar de otoño,
a la quebrada y retorcida noche
con la furia desatada,
¡quién dispuso a tu garganta!,
¡quién te ofreció la luz vencida!,
¡quién con tanta prisa te llevó
a los cañaverales de septiembre.

Si un día volvieras,
de la espesura,
ya despierto,
en un caballo de espuma,
amárralo a los ojos
de tu madre,
la que siempre te cuida,
¡ay si un día volvieras!,
... en un caballo de espuma.

domingo, 13 de diciembre de 2009

UN AMOR QUE NO EXISTIÓ


Dónde el eco de tu risa
que no resuena ahora,
dónde tu alma mora
torbellino de loca prisa.


Te fuiste como gaviota herida
una madrugada serena,
te despediste de la arena
para luego emprender tu huida.


Yo te sigo esperando
sentado en este puerto,
las alas te estoy bordando,


y aunque mi corazón este preso
debo seguir esperando,
aguardando tu regreso.


Si un día volvieras gaviota
allende los mares en calma,
para encender mi apagada alma,
yo curaría tus alas rotas.


Ven pronto salvación hermosa,
mi cuerpo sin fuerzas e inerte
vivo para volver a verte,
y en tu boca la rosa.


Deseo ver tu figura altiva
y en tus ojos el sosiego,
maldita distancia que priva...
a Dios y al viento ruego.

martes, 8 de diciembre de 2009

APENAS


Tu milagroso solsticio me conmueve,
y golpea mi esperanza, como granizo
deambulo un poco raro, como en un hechizo
sin el agua que me sacia cuando llueve.


Los signos que pones en el camino,
son migajas para un corazón, aterido
de ausencia que será larga, convencido
de la locura que me alcanza, me examino.


Eximia flor que pasa inadvertida,
dame pues tu razón inconcebida,
sabes de la hora que jamás se altera,


por una sola vida no vivida,
truncada de radiante primavera,
por una voz lejana que desespera,
de final tempranamente vestida.



sábado, 5 de diciembre de 2009

SERENAMENTE


Me cansas tú, árbol
de sombra retorcida,
descuartizadas tienes las ramas,
abanicándote el alma.


Como se suceden los días
te quiero,
renovados de extrañeza,
descansadamente, sin agobios
por el pasillo que nos deja el amor.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

DESPIERTA


Por el gesto audazmente ensayado,
para despertarte amor de tu trajín,
pasa fugaz la nube a su prelado
como va la nota por el cornetín,


de eficaz engranaje retardado,
el sueño que sobrevuela a su confín,
orden que la soledad ha olvidado
encerrada cual doncella en su fortín,


subrogada ante pertinaz reclamo,
hasta mi llegarás porque te llamo,
sabes del manantial que se fractura,


me llevas a tu mundo de témpura,
como desposada ávida al tálamo,
la espina clavada de rosa pura,
tu dolor en mi sien lo que derramo.

sábado, 28 de noviembre de 2009

TANORÍA


La sangre llena de un olor grumoso
tras el filo del corte salvajemente educado,
la luz se desploma como cuerpo fulminado
cayendo las hojas testigos mudos de doliente.


Si el mundo abriera de par en par
un velo custodiado,
y la sombra de mi cuerpo fuera ya final,
¿Daría por bueno lo humanamente discernido?


¡No ves,amor, este dolor hundido
en el alma diluida por el baladro,
relámpago de lo ido dejándome solo
en la ceniza que cubre lo que fui!


La espada cumplió y no se amedranta,
la mano firme en la empuñadura, no vacila.
Escapar es imposible, morir aún más es el desastre
que refuta lo frugal del destino...
tanoría.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

TREINTA DE NOVIEMBRE, a mi padre


Todos los nidos ocupados,
y un pájaro
afín al insomnio,
revoletea confuso
con un miedo de infante confuso,
perdido en casi noventa escarceos,
todos de misterio,
un día de San Andrés.

sábado, 21 de noviembre de 2009

HOLOCAUSTO


Imaginen la mar inacabada,
un sólo cuerpo unido al firmamento,
y que la estrella, oíd tan azulada
descienda al horror ensangrentada,
estremecida ante inútil sufrimiento.


Mi error seguro el haber nacido,
sin dignidad, patria, oíd sin nombre
no se de mayor odio conocido
el semejante por su igual perseguido,
y tan magna obra toda del hombre.


Una pesadilla el resto de la vida,
que es toda por ser el dolor temprano,
el sueño será, oíd permanente huida
y si por casual tu sombra descuidas,
que esté lejos el puñal de tu hermano.

domingo, 15 de noviembre de 2009

AMOR PRIMERO


Te hallé amada mía
y aún dormías abrazada serena,
a la cascada colosal y segura,
errante en hermosura una tarde gris
casi mortecina,
por los arenales hirvientes
del deseo y la esperanza.
Te hallé amada mía
en lo inmutable de los días,
en la hoja arrancada al almanaque, estupefacto
por el nudo que sujeta
esta soledad, de llanto
de cólera,
de templo profanado.
Te hallé amada mía
y no me viste llegar gozoso,
desvalido en esta fatiga, de otear
el horizonte,
de tu figura desvanecida
por la ventisca otoñal,
tapada entre hojas diminuta
como gacela radiante, que se sabe
imperturbable.
Te hallé amada mía
y me sonreíste largamente,
antes de caer a tus pies, pedí la ambrosía
y me la negaste,
es tan grande el olvido,
tanto tiempo en sueño esculpido
que ya eres otra,
y yo no soy el mismo,
dejé mi amor por el camino,
por los años perdidos
en regresos insondables.
Te hallé amada mía
pariendo madrugadas,
transitando la junquera,
en la memoria rota
por este derrotero, ya más resignado
ya más viejo,
ya tiritando enero.
Te hallé amada mía
y quise morir al instante,
cuando el rayo atravesó mi alma
sin poder decirte siquiera,
te amé,
te olvidé, te perdí
ya eternamente.

jueves, 12 de noviembre de 2009

EN TÍ


Un invierno que delira
y al que recibo enojado,
junto a la sementera
avivo un buen rescoldo.
Ya se fueron las golondrinas,
y el olivo fascinado
vomita con desmesura.
No existe la tarde,
todo el tiempo es despedida,
la nieve cubre de blanco el arrayán,
al río le han salido ojeras de algodón,
la labranza de cristal se ha vestido,
todo está empapado de tiritones,
¡quien pudiera retener la paja en el sombrero!
Norte que al cerezo magnificas,
mareada la veleta indecisa,
desata el mar su cólera sudada,
por ventanales fabrico a mi amada...
pero en tí, sigue estando la primavera.

lunes, 2 de noviembre de 2009

DESPEDIDA


Es posible que la tierra te cubra,
que la cal dilatada te aleje, es probable
que la fotografía palidezca de frío,
mas no será relegado, el silencio
que tras la vuelta al paraíso,
te devuelva a su ser.
A la luz del otoño dormido en tu nácar
le seguirá otra llama que viene del relámpago,
y la piedra imantada se tornará mármol refulgente.
Nadie muere si otro no quiere,
tu ausencia sólo es vagabundear, por el corazón
de los que te aman.

domingo, 25 de octubre de 2009

BREVEDAD


¡Breve chispa de mi frente,
el alma, Dios, mi alma!


¡Qué corazón inmenso para
nutrirla!, ¡Qué llamarada
en flor, carne mía,-¡pureza!-
donde quemar sus pétalos ennoblecidos!


¡Tan lejos de mis manos!
¡Tan cerca del agua cristalina
que chorrea tu alma!;
tu alma Dios..., mi alma.

miércoles, 21 de octubre de 2009

PARVEDAD


Si la verdad que aflora se diluye,
en el vasto enfado de la certeza,
ningún ocaso sin final concluye
este amor que aniquila la pureza,


del niño que de la tormenta huye
a refugiarse en la áspera maleza,
remontando la lógica que bulle
en los campos cubiertos de firmeza,


de los días sin oír tu voz fascinado,
asomado al brocal petrificado,
colosal como la paz mutilada,


por la palabra de un tajo cortada,
toda mi serenidad te has llevado,
la vocal que me surge atropellada
cuando mi nombre has pronunciado.

jueves, 15 de octubre de 2009

METÁFORA DE TODOS LOS OLVIDOS


Todo lo que hacemos lo hacemos para que nos quieran, estamos aquí para que nos quieran, todos nuestros actos van encaminados a que nos quieran, pero el amor no tiene nada que ver con la justicia, a veces pensamos que hasta en el olvido se encuentra un motivo de amor más desinteresado que el de la probidad, el anhelo que nos hace seguir perseverando en el camino exacto donde las dos partes se encuentren, cuando esto ocurra habremos llegado por fin ha entender lo que de calibrado, tienen los olvidos.
Pasará todo como un río que se sabe provisorio, pasará el amor, la soledad, la vida toda, y ya sólo seremos un olvido más en el común relé de los mortales.







Más viejo que el dolor,
más enfermo que un llanto sin consuelo,
más perdido que los años infértiles,
desposeido de alianza y costumbre,
desconocido hasta por el padre que palidece,
de este modo vienes,
lánguido y deforme el semblante austral
por donde se entrevé una lágrima frustrada.
La casa ignorando tu presencia invasora, descubre
atónita una barba engreñada de tres lustros, el perfil
de un fantasma que a tientas procura ubicarse,
los árboles crecidos,
el camino encharcado,
el jardín con sus inquilinos sin podar
trepa en la altura un desorden progenie,
de época desahogada y naderías,
... y un perro anacrónico no reconece a su dueño.

viernes, 9 de octubre de 2009

ESPACIO PARTIDO TIEMPO


Se fue, y todos dormían.
Agotó un jilguero meticuloso y azul
en la mañana preclara y afonías.
Era una ruta linfática casi segura
donde se recupera la madrugada,
perdió el mañana ya escrito
cuando rodaste junto a la inocencia
asfaltada y que siempre queda.
Era tentador aquel resorte mimético
y el alcohol hizo el resto,
así truncada toda meta futura, se desviven
escasas las rosas en la gravilla,
hasta que el recuerdo aguante.

domingo, 4 de octubre de 2009

INFANCIA



Desde la ceguera que niega al verano
su hospitalidad sofocada,
hasta la era que despabila ecuánime
al grano dormido, pasan sin quedar
transpuestos, diminuto
hilillo que reverdece de brío
al paso de la res por la majada,
que cuajada de la sutil floresta
alumbra un océano sin fin.


Porque la nube delatora, concluye
en su apogeo, escapan las hormigas
de la disciplina más férrea,
ya confundidos los puntos cardinales,
vaga toda la luz que prometió el rayo.


Que angustia suscita al miedo,
pavoroso en la estribación del río,
pasando los troncos que flotan, despacio
como el dolor agudo e irredento,
sonido de esquila a lo lejos
que se asoma a la helada cruenta,
y un murciélago defeca irreverente
al mundo que soñó lo consanguíneo.


Turbado sobrevive el polvo, que emula
una tempestad concertada,
resurge de pronto y se aminora
cual estrella fugaz imperceptible,
mas cuando ya ni polvo es, transgrede
al muro insospechado, levitando
sobre una aureola mordisqueada
por el tiempo y la carcoma,
sólo un recuerdo desajustado
en el cincel del artesano.

martes, 29 de septiembre de 2009

QUIOSQUERA


Supe de tu vuelo fructífero,
y descubrí el mar en tus ojos,
cuando alcancé mirarte por la nuca vencida,
entendí al azúcar que ardía ya en tus labios desfallecidos.
Salí huyendo de tus brazos
y busqué el aleteo que me eleva y hace vivir,
no es un sueño todo lo perdido, más allá
de tu cintura se agolpan tristes los trigueros.
Busqué un gesto que me salvara,
y en hallarte más me hundía,
entonces crucé la frontera donde habita el olvido,
vendí mi alma al dolor de encontrarnos algún día.
¡Que liberación saberte tras un libro mio!,
musitar unas palabras atropelladas,
y decir tu nombre por si apareces entre poemas
en la tarde solemne, radiante Verónica.

jueves, 24 de septiembre de 2009

ALZHEIMER


Venid, saludad a los que se quedaron
a su pesar
en la consigna del miedo,
descubierto el infierno, ya no importa
la vida que no es.

Decir a todos que el dolor sólo duele
y no es bastante, que duermen
los arrumacos de aquella infancia remota,
subid a los cerros y gritar el nombre olvidado,
repetidlo
como cuando era electrizante, infalible a la hora
de la merienda.

No es el vacío ni la nada conquistados,
la ausencia de la lluvia si es que llueve,
ni es la premura de esta calma profunda,
es la lágrima extensa,
y no saber porque se llora.

lunes, 21 de septiembre de 2009

ASI TE QUIERO YO


Llego a ti y no te alcanzo
con mi abrazo más soñado,
¡que dolor, que descomunal herida!,
¡oh saber que no te tengo!,
y no poder olvidarte, nunca
sabrás de mi desconsuelo,


en el silencio que se rompe
como cristal ya predestinado,
nace imperceptible este amor
de otoños y centinela,


porque la sangre no medra,
porque la luz no se apaga
y trascienden hasta lo primitivo,
así te quiero yo, amada mía
aún después de la vida,
en lo ya extinguido, aún.

martes, 15 de septiembre de 2009

OTOÑO


Emberrenchinada esta de color
las líneas de tu sementera,
dos, tres


mas pudiera, alzarte
cortesana linda flor,
por los surcos de tu labranza.


Atrincherada, casual no es tu estiércol
ni dolorosa la mano que te siega,
tienes alma de reina,
presteza de doncella,
dos, tres


mas pudiera, resarcirte
por las cicatrices de tu sed.


Miras por las rendijas de octubre
la piel que sola envejece,
muere, nace y muere
y vuelves a nacer,
las tardes de tu resurrección,
reticente ventisca repetidora,
dos, tres


mas pudiera, arrancarte
las ganas de juventud,
y nunca vieja.

viernes, 11 de septiembre de 2009

TRANSITO

Me iré una tarde desapacible
sin duelo y sin llanto,
dejaré de hilar lo descosido
en este vestido de centuria,
con el rictus desencajado, sombrío
por la tupida red que me atrapa,
me dinamita y lanza como un resorte
enmohecido tras la lluvia fresca.
Iré al lugar de los héroes caídos,
al fragoroso edén que respira,
y no vendrá lo perdido ni lo callado,
quizás el coloso árbol, tambaleante
pronuncie lo que dicen,
los que se quedan.
Renunciaré al pleito continuo
que sujeta mis alas,
al fútil cortejo de las ninfas,
a la luna que recatada, impone
limites y melancolía,
se sube por los albérchigos logrados
escalando al fruto que exaspera,
por un lugar inalcanzable, copado
y sin frontera.
Mas no seré ni raíz invisible
que sustente a la tierra agorera,
ni lombriz que serpee la mortandad
ya fustigada de seres que pierden,
y cerrarán su portillo las nieves
al sol que atormentado, expele
sangre renovada y alboradas.
Me iré en un instante de centeno,
en lo que transmita con un guiño oportuno,
la llamada pertinaz y definitiva.
Mayor el desafío de la vida,
que nos empequeñece e interroga
sobre la edad que celebramos,
ínfimo premio pues, el reeditar
la vida.
Cansado de suplir lo irreversible,
con engaño de atento pasante
nos dejamos caer en el gozo de lo ido,
y mientras caemos, nos vamos
ya para siempre...
para nunca volver.




miércoles, 9 de septiembre de 2009

OSTRACISMO




Por más que se extiendan las ciudades
hasta juntarse unas con otras,
por más desengaños que el sexo, la muerte
o las oposiciones nos deparen,
quedarán siempre las afueras.


La oscuridad de los polígonos industriales,
la ineficacia, el ministerio
de fomento, por más que se empeñen
colectivos ciudadanos,
asociaciones de vecinos, seguirán
amaneciendo los restos del amor en las afueras.

domingo, 6 de septiembre de 2009

ETERNIDAD


Dos entidades que convergen,
una se amotina,
la otra se esconde,
y ambas son el mundo
en el que se sustenta,
la denostada rueda
dentada de estaciones,
que giran indefectibles
en la apresurada terquedad
ya sin almijar ni vendimia,
como el fruto sin sazón,
ni la madre sin criatura,
la golondrina sin migración
y la lágrima sin llanto,
este campo recriminado
no alumbra dos eternidades.

jueves, 3 de septiembre de 2009

SEPTIEMBRE


Más allá en la ciénaga,
dormita la hoja en su nirvana
ajena a las promesas,
y es tu bosque, Septiembre mío
lo más breve del paisaje


que hago mío y me traslado
a un invierno de certeza,
ojala traiga el aire,
la fragancia que desata lirios,


consenso por una carretera intencionada,
paz en los salones y hemiciclos,
gripes que sólo quedan en letras,
trabajo para el hombre y su sino, tu árbol magnífico
que reta a la estrella,
fugaz, lejana y errática
al fin lo que ponderas, Septiembre mío
todo lo perdurable, aún
salvarnos queda.

domingo, 30 de agosto de 2009

ADIVINANZA


Adivina
adivinanza,
es tan pequeñito,
lo tiene Carolina,
también Esperanza,
y a nadie espanta,
lo tiene Agapito...
y el arapajo en su manta.


Adivina
adivinando,
se utiliza un montón,
lo tiene Cristina,
también Fernando,
y el prestigio levanta,
lo tiene Ramón...
y el chochón en su manta.


Adivina
adivinanza,
es de muchos colores,
lo tiene Marcelina,
también Constanza,
y parece que canta,
lo tiene la Dolores...
y el cheroquí en su manta.


Adivina
adivinando,
es impertinente,
lo tiene Martina,
también Armando,
y el sueño quebranta,
lo tiene Vicente...
y el apache en su manta.


Te la digo
la adivinanza,
es una cosita,
que la tiene Rodrigo,
Inés en la panza,
y a tu cara suplanta,
la tiene Rosita...
y el cheyene en su manta.


Si tu no lo tienes
te miran raro,
es una calentura,
lo tiene Irene,
también Jenaro,
y de muchos botones,
milagro en miniatura...
el..., de los cojones.

jueves, 27 de agosto de 2009

MOTIVO DE ALARMA


Yo soy más libre que Dios
y mi voluntad más grande,
que si yo quiero me mato
y Dios no puede matarse.


Como una maldición
esta ansiedad,
este afán insaciable
de querer más.


Locomotoro, pan
con chocolate,
cuentos de la cigüeña
y chupasangres.

lunes, 24 de agosto de 2009

NOCHE PERDIDA


He buscado un sueño,
donde se busca lo perdido,
he ido a la noche explayada,
donde murmura la soledad
de lirios extraños,
me lleno las manos
por la calle donde todo sucede,
consuela saber que no volveré...
siendo el mismo.


sábado, 22 de agosto de 2009

POEMA INCOMPLETO


Como no quererlo para uno
sabiendo porque llora,
aprended ha amarlo, es lo más fácil
del silencio.
Ajeno el hombre cabalga
en un corcel desmemoriado,
triste por el espacio
y en el tiempo callado.
Navegar tanto, porque
una luz cegadora borró,
la orilla de tu mano
que tanto buscabas,
sorpréndete ahora
que es en vano la playa en silencio.
Alegraos, la paz nos reclama
en el remanso, en el caos
¡mirad, sólo mirad!
con los ojos de Almotámid
y liberaréis al campo sin nieve,
al almendro embustero,
viendo volar al fin a la perdiz
y tu a Itimad,
que completará estos versos.

miércoles, 19 de agosto de 2009

QUIERO VERTE


QUIERO VERTE, en un campo de algodón
todo estremecido a tu paso,
que te reconozca el frío y la fatiga
la tierra, y la gravedad de tu curvatura


y ya de vuelta en ese infernal remolque,
yo siempre te preparé tu podio,
que maravilla, ese pañuelo en tu cabeza,
y tu risa, un latigazo acertado en plenitura.


Me fui a los tajos de la muerte
para llegarte abatido y escarmentado,
en un suplicio, por tí liberado


ya de llanto, por tu llanto enjuto
ya de rabia, por tu llamar de bálsamo
ya de ira, por tu sonrisa inmarcesible.

domingo, 16 de agosto de 2009

CARTA A UN AMIGO AUSENTE


Te saludo,
¡oh buen amigo!
bien hallado seas,
mas quédate por siempre sin rencores
en la morada de tu impericia.
Amado seas por todos
en los confines del alma,
efímera sea tu grandeza
dócil tu trato.
Tocar tu sonrisa quisiera
y hacer de ella el himno,
que nos lleve a la lucha sin miedo
tibia fanfarria que ahuyente la nostalgia.
¡Oh gran amigo!, quisiera decirte
que las cosas no han cambiado,
sigue estando rubia María
la casa y el pozo blancos.
Quisiera besar tu ausencia,
tu patética figura,
hurgar entre la miseria
el polvo que arropa tu suerte.
Yo te doy mi adiós más sincero
entre llanto de artificio,
y aborrezco lo que criaste
dejándote la vida.

miércoles, 12 de agosto de 2009

PASTORA


Pastora de la hendidura,
del altiplano, con mesura
el rebaño descalabrado rumia.
Pastora de la tarde
en romería descabalgada,
hay jaurías, revoluciones
donde la cadena, la mecha
se acobardan miserablemente.
Pastora asomada al terraplén
resbaladizo y encabritado,
las rezagadas, más de cien
las lunas que te alumbraron.
Pastora cual designio,
llevas dentro del zurrón
silbido recién enfriado,
y un terrón de azúcar
negro, la escarcha
y una esquila que solicita
salvar al mundo.

domingo, 9 de agosto de 2009

TIEMPO DE VENDIMIA


María mi vecina
se fue un día a vendimiar,
dejó la cocina
por las cepas cortar,
capacho de esparto
y navaja afilá,
racimos de plata
de uva a reventar,
mosto en las manos
granujas al suelo,
el tio Chano
le aprieta el pañuelo,
canasta de mimbre
botijo al que amar,
¡con ella al carril!
la voz del capataz.

miércoles, 5 de agosto de 2009

MEDIO AMBIENTE ELIGE LA OPCIÓN 3A


Cruzando esta ciudad cruzando estáis mi vientre.
Mi cuerpo es su calzada, los dos nos poseemos
la quiera o no la quiera, me encuentre o no me encuentre.
Si la ofendéis a ella me resultáis blasfemos;


si vertéis en la acera vuestra saliva dura
ensuciaréis mi médula, me dejaréis deshecho,
y cuando entráis al templo con la camisa impura
irrumpís en la honda catedral de mi pecho.


Sé que nació en mi parto, que de mi carne mama
y por eso perdono, dejo todo, la sigo.
Sé que habremos de arder en la misma alta llama,
ya que somos cercados por un mismo castigo.


Y su perfil urbano, que es mi encefalograma,
conmigo acabará cuando acabéis conmigo.

lunes, 3 de agosto de 2009

DESAMOR


En este tiempo cruel,
en esta edad no conseguida
el deseo habitó siempre,
así golpeado, amada mía
aún en lo perdido,
en lo ya irrecuperable, aún


cuando el día se despeja
en un vuelo atisbado,
el ave se eleva y sobrepone
en un gesto esperanzador,


y amar es lo que queda
persistiendo en la negrura,
habitad todos los instantes,
estar en la sombra agreste,
y no poder sentirte, aún
este dolor y su envergadura.

sábado, 1 de agosto de 2009

AUSENCIAS


Estos segundos que me asisten
son los mejores que conozco.
Por eso me atrevo ha usurpar el alborozo
que no habitará por nunca en mi garganta.
Por los siglos no necesarios, sacrifico
al mismo juicio final,
tened en cuenta, ¡ay sagrada voluntad!,
la tempestad, en tempestades ahogada.
Se han muerto mis amigos
todos con vida,
y tanto los quise, hoy recuerdo sus voces
en mi soledad reflejadas.
Que sólo me quedo,
sólo ante mí sólo,
sin un reproche...
una duda me viene arrebatando
el sueño del que aún dispongo.
Y solicito la pulcritud del adiós
a mi enemigo arrepentido,
perdonadme campos fertilizados de guerras
no me visteis llegar nunca,
pues los muertos no enarbolan estandartes.
Soy de un lugar exactamente inconcreto
donde no llega ningún remedio,
la salvación del hombre,
condenado al aviso tardío
siempre subí al tren equivocado.
Soy de un lugar donde crece la hierbabuena,
donde se secaron los ríos más briosos
y el toro sale a la plaza engañado.
Soy de un lugar donde no despiertan las fuentes.
En estos segundos se me ha muerto
Dámaso,
queda ya Rafael tan sólo,
se me ha ido con la ira y sus poetas
Federico en su piano,
Miguel apedreando a la luna,
le esperan.

miércoles, 29 de julio de 2009

TESELAS


Como un bloque de hielo,
perdido, a la deriva,
deshabitado y frío,
se deshace tu vida.


Cómo llegar a tu luna,
alta, en la noche sin estrella,
entrar en tu secreto,
para enterarme de todo.


Si de mi dependiera,
te cortaría, lo que te sujeta,
eres más necesaria en el aire,
no estas aquí, aunque te vea.


Una brizna, sutil como el amor,
perfuma, tu ausente rayo que embelesa,
los días, pasan sin ser nada,
ligera subiste, descendida no te encuentro.


Mi madre, en el cuarto oscuro,
de miedo, estaba temblando,
y aunque del cuarto salió,
allí, se quedó encerrada.


La luz y una canción,
te dejo en estos versos,
estos versos, que he escrito,
a oscuras, y en silencio.